¿NECESITAS EL PERMISO DE LUZ?